El cambio y el miedo

Hoy en día probablemente hay más cambios en nuestra vida de lo que somos capaces de procesar.

Procesos se digitalizan, el software de nuestros aparatos cambia sin nuestra intervención (o decisión), está el cambio climático, las migraciones, ..

En el mundo del coaching, el cambio se gestiona reflexionando sobre lo que está en nuestro ámbito de control y lo que está en nuestro ámbito de influencia. O fuera de los dos.

Añadimos además, el filtro de qué es importante:

fuente

No podemos dirigir la atención a todo lo que nos rodea, el cerebro necesita priorizar y descartar.

Hablando sobre qué nos está pasando, sobre los resultados que obtenemos con lo que hacemos, los resultados son consecuencia de nuestras acciones y las acciones consecuencia de nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestras creencias.

Si algún cambio nos angustia, a veces es porque nos sentimos amenazados y la amígdala nos “está secuestrando”. La rama de la psicología llamada Neurociencia, explica que el neocórtex es la parte del cerebro donde procesamos pensamientos racionales y la amígdala donde gestionamos los sentimientos. (Evidentemente esto es una simplificación).

Lo más importante de esta explicación de la neurociencia, es que a veces reaccionamos a lo que nos está pasando directamente con la amígdala, sin utilizar la parte racional de nuestro cerebro. Esto es malo porque a menudo reaccionamos desproporcionadamente y sin utilizar muchos de los recursos a nuestra disposición.

fuente

Cuando nuestra vida está en peligro, ya nos va bien eso de huir, luchar o quedarnos congelados. En las otras circunstancias, lo mejor que podemos hacer es respirar profundamente e intentar involucrar nuestro pensamiento racional tan pronto como sea posible.

¿Cómo se hace?

La recomendación que he oido más a menudo es hacer meditación regularmente. La meditación es una buena práctica para reaccionar respirando profundamente y empezar dirigir la atención a lo que está pasando, por ejemplo contando las respiraciones, intentando ralentizar la respiración. Tu objetivo en ese momento es empezar a utilizar el pensamiento racional y tener el máximo de oxígeno posible.

“Everything can be taken from a man or a woman but one thing: the last of human freedom to choose one’s attitude in any given set of circumstances, to choose one’s own way.” Viktor Frankl

Esta cita es una de mis preferidas. Viktor Frankl escribió un libro tras sobrevivir un campo de concentración, “Man’s search for meaning”, es decir La búsqueda del significado del hombre. Era neurólogo y encontró la manera de dirigir su atención y gestionar su actitud de la manera más constructiva posible.

En conclusión, a menudo hay decisiones en nuestras manos, la pregunta es: ¿cuál tomamos?

[No os equivoquéis, ¡no decidir es también una decisión!).

Si deseais contactar conmigo, podeis dirigiros a ara.adipiscing@gmail.com

¡Hasta la próxima!



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad