COMPETENCIAS “SOFT SKILLS”

¡Buenas tardes!, hoy hablamos de las competencias más demandas en el mundo laboral.

No hablamos de competencias técnicas, que son las que adquieres en la formación universitaria de grado o posgrado.

Hablamos de las competencias o habilidades suaves o blandas “soft skills”, competencias interpersonales más difíciles de medir, relacionadas con las habilidades sociales, la comunicación y la empatía.

A nivel personal considero que muchas de las competencias deberían de ser un valor puesto en acción.

La principal diferencia a nivel práctico es que las competencias se pueden medir y los valores no. El valor está más unido al qué (es importante) y la competencia al cómo (lo aterrizamos en nuestro día a día).

Los valores son conceptos y sentimientos: ideales, lo que nos ayuda a definir aquello que creemos más importante. Son esas guías internas que nos orientan para navegar por el mundo.

Las competencias son acciones observables. Bien definidas, deben ser coherentes con nuestros valores y nos deben ayudar a plasmarlos en cada acto cotidiano. Cada competencia agrupa un número de comportamientos.

Desde nuestro punto de vista es importante destacar y reforzar las capacidades, no únicamente por la demanda laboral, sino para sentirte bien como profesional y conseguir aquellas metas que te propones. Hablamos de:

  • Compromiso:

Capacidad de compromiso y de involucrarse con las necesidades, principios  y objetivos de la empresa, y de ti mism@.

Implica una gran  vinculación con el proyecto y  estar dispuest@ a realizar grandes esfuerzos para llegar a los objetivos.

Las personas comprometidas y luchadoras llegan más lejos, y se esfuerzan sin problema.

  • Orientación a objetivos. 

Contribuir a la consecución de resultados y a conseguir objetivos. Es el tipo de profesional que probablemente trabaje más duro que muchos otros para cumplir con los objetivos y desarrollar actividades. “Hacer que las cosas sucedan”.

La visión de una persona que trabaja orientada a resultados es la de quien tiene una mentalidad estratégica.

Multitud de expertos han definido distintas formas de poner en práctica esta competencia y hay metodologías específicas que atienden más a unos aspectos que a otros. Ejemplo CANVAS, LEARN STURTUP,….

En la mayoría de la ocasiones en una empresa la consecución de objetivos requieren equipos, no son trabajos individuales ya que dependen de la coordinación de varios factores. Por ese motivo es casi imprescindible para desarrollar esta capacidad contar también con el trabajo en equipo.

  • Trabajo en equipo: 

Trabajar en colaboración con otras personas hacia un objetivo en común. Las colaboraciones bien gestionadas son brillantes, el trabajo en equipo y la buena organización permiten potenciar al máximo los resultados.

Con la idea que un buen profesional propone ideas o ayuda a concretarlas, pero siempre respetando las opiniones de los demás, sin necesidad de sobresalir ni de ser el “protagonista”.

Conforme los proyectos se hacen más complejos, saber colaborar bien es clave.

  • Flexibilidad y adaptación al cambio.

Las empresas necesitan profesionales que sepan adaptarse y trabajar eficientemente en distintas situaciones, personas o grupos. Personas que sepan aceptar diferentes puntos de vista, cambiar y aceptar fácilmente los cambios en la propia organización, siendo flexibles ante nuevas ideas,  cambios y enfoques. 

La flexibilidad y la adaptación al cambio en estos momentos es una habilidad imprescindible para vivir. Todo está en cambio constante y es necesario adaptarse rápidamente. Una mente adaptable es esencial para poder navegar en un entorno profesional donde las cosas están cambiando más rápido que nunca.

Dentro de la flexibilidad cabe destacar la capacidad de aprender y el interés por mejorar de forma continua.

  • Gestión del tiempo

Una habilidad que debe estar integrada y es válida para cualquier ámbito profesional.

  • Capacidad para gestionar el estrés. 

Trabajar con un alto nivel de presión y responsabilidad. Es la habilidad para enfrentar con determinación los retos y desafíos que impone el trabajo.

  • Capacidad de comunicación. 

Transmitir información de forma eficaz  y comunicar opiniones con seguridad, confianza y convicción. Esto es una habilidad importante, que permite que sean valoradas las opiniones del trabajador e incluso logre convencer a los demás. 

Dentro de las capacidades para comunicarse, destacamos otros puntos importantes como saber escuchar, la habilidad para interactuar con asertividad, empatía. Sin olvidar las relaciones sociales. Algo que comúnmente contribuye a tener una buena imagen dentro y fuera de la empresa.

  • Identificación de oportunidades y resolución de problemas: 

Identificar los problemas, obstáculos u oportunidades que se pueden presentar dentro de una compañía y responder con una acción determinada. Capacidad para evitar problemas o crear oportunidades futuras, con una fuerte resistencia hacia el abandono o frustración. Las empresas buscan reclutar profesionales capaces de resolver problemas de forma rápida.

  • Fluidez en el desarrollo de ideas y la capacidad para innovar: 

La habilidad que permitirá que ofrezcas creatividad y originalidad.

Un estilo innovador permite pensar en las maneras en las que  se puede mejorar en el futuro.

El desarrollo de nuevas ideas te permite mejorar procesos, proyectos, métodos de trabajo en situaciones concretas y en general en cualquier sector de la empresa. Una gran competencia transversal.

  • Productividad y capacidad para trabajar con rigor. 

Capacidad para focalizarse en el aprendizaje para conseguir profundizar y desarrollar conocimientos y habilidades específicas en áreas concretas de la empresa.

Esta habilidad junto con el rendimiento y la gestión del tiempo, utilizándolo correctamente según las diferentes actividades, estableciendo prioridades, desarrollando prácticas de mejora y realizando un seguimiento de todas las tareas con el fin de medir los resultados.

  • Capacidad de análisis y pensamiento crítico. 

Entender y analizar de forma profunda la información. Evaluando problemas con el objetivo de crear argumentos sólidos para presentar puntos de vistas basados en hechos concretos con el fin de tomar decisiones acertadas y positivas para la empresa.

  • Dominio de las nuevas Tecnologías

Cualquier puesto de trabajo requiere un buen uso de la tecnología. Desde navegar por Internet hasta el  uso de programas informáticos específicos, generales, redes sociales.

Dentro de las nuevas tecnologías cabe destacar la importancia de ser capaz de crear tu propia marca personal. Un diferencial importante y destacable.

Estas y muchas más pero por hoy hasta aquí, ¿cuáles forman parte de ti? ¿cuáles te gustaría mejorar?

Me gustaría conoceros y poder interactuar

¡Hasta pronto!



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad